Hilando fino “Adiós al rombo. Teresa Lanceta”

  • Adiós al rombo. Teresa Lanceta” La Casa Encendida. Del 10 de junio al 18 de septiembre

Hasta los años 70, el arte textil  únicamente podía apreciarse en exposiciones etnográficas o como objeto complementario al discurso europeísta. Gracias a artistas como Otti Berger o Annie Albers, actualmente el arte textil en el campo del arte, vive un momento de gran esplendor reivindicando, ahora sí, sus raíces y poniendo la lupa en contextos alejados del discurso tradicional. Este es el caso de Teresa Lanceta y el arte textil del Medio Atlas.

Con el nombre de “Adiós al rombo. Teresa Lanceta“, La Casa Encendida acoge esta exposición comisariada por Nuria Enguita sobre la obra de Teresa Lanceta, artista pionera en el arte textil en nuestro país, fascinada por la complejidad de la tradición textil de los grupos nómadas del norte de África.

12. La Casa Encendida. Teresa Lanceta. El primer cojín
El primer Cojín (1989) Técnica Mixta/Algodón, lana, viscosa y tafetán. 103 x 90 cm

Los tejidos de esta área geográfica son una expresión de identidad, una obra de arte, cuya técnica y estilo pasa de generación en generación; y en su mayoría, de madres a hijas, poniendo de relieve el importante papel de la mujer dentro de su sociedad y cultura, además de servir como medio de expresión artística tanto individual como colectiva.

No es ni mucho menos, un arte del pasado, sino un arte realizado por mujeres anónimas que expresan su propia cotidianidad a través de hilos y tramas con arrolladora contemporaneidad fruto de una tradición ancestral.

En colaboración con estas mujeres, Teresa Lanceta despliega sus tapices, alfombras y cojines de mil formas y colores en La Casa Encendida, junto a  dibujos de los retratos de estos rostros anónimos, vídeos de entrevistas,  y una colaboración con Nicolás Malevé y su cartografía digital de patrones y objetos junto a la instalación interactiva basada en algoritmos de Lot Amorós.

Mientras que en Occidente el arte textil ha sido visto tradicionalmente como una “labor de mujeres” o un producto más de souvenirs, en Oriente los tejidos han mantenido su esencia y función. Los tejidos siguen siendo parte de la vida dentro de las jaimas en estas comunidades nómadas como símbolo de reconocimiento e identidad. Es la historia de una cultura, cuya trama continúa tejiéndose unida, esta vez, al arte de Teresa Lanceta en un diálogo bello a la par que enriquecedor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s